Empresas Humanas

Empresas Humanas. Este binomio no tendría que sonar raro. Porque las empresas están hechas por seres humanos. Tendría que sonar de obvio cómo “bosque vegetal” o “acuario con peces”.

En la realidad probablemente trabajas en una empresa que consideras poco humana, no tan respetuosa de la individualidad y de la dimensión emocional de la persona; tal vez cuando piensas a empresas donde las personas van contentas lo que recuerdas son pelis o series televisivas o algunos artículos sobre las grandes multinacionales americanas de las nuevas tecnologías, porque supuestamente son las únicas que pueden permitirse las mesas de ping pong, los megasalones llenos de sofás súper cómodos de muchos colores y sillas con forma de nube colgadas al techo para meditar, un bar de consumición libre digno de un grand hotel donde tomar infusiones, tes y cafes, zumos frescos hiper vitamínicos, el bowling para distraerse, etc. etc..

Pero esto no tiene a que ver con la serenidad en el lugar de trabajo. Estos puede que sean simpáticos juguetes para estimular la creatividad y cuando sobra mucho dinero entonces se invierte en cosas así. Lo cual no está mal, pero no es para todas las empresas.

Hay empresas donde no hace falta jugar, hace falta hablar.

humanosLo que sí es importante a la hora de crear un ambiente sereno es lo que el conjunto de personas piensa, dice, hace. En los años en los cuales trabajé en empresas de medio tamaño lo que recuerdo ser importante para mi era percibir que los demás confiaban en mi, que cuando hablaba me escuchaban, que mi presencia tenía sentido. Habrían podido estar en mi lugar otras 10mil personas, pero estaba yo y era fundamental sacarle provecho.

Cuando me tocaba trabajar 14 horas lo hacía con alegría. Y no porque no tuviese nada por hacer fuera de la oficina, sino porque consideraba que merecía la pena invertir algo más de mi tiempo y mis energías para el bien del grupo, de mi grupo, de mi tribu.

Cuando era así, lo era porque habían personas que trabajaban para lograr aquella atmósfera humana y cercana. Se hablaba mucho, con confianza, se compartían los problemas y los proyectos. Recuerdo con gratitud las horas que el director financiero (hoy uno de los top managers a nivel mundial de una renombrada empresa alimentaria) invertía en relaciones de calidad con todos los demás compañeros de trabajo. El sabía muy bien que los buenos números salen de los buenos equipos.

Los buenos números salen de los buenos equipos.

Tengo entonces una buena noticia para ti: hay siempre más empresas también en España que han logrado volverse humanas o que están en el proceso después de haber detectado errores y fallos en los procesos de atención a las personas. E, igualmente de importante, hay empresas cómo Humanas que existen justo para ayudar a las empresas a humanizarse, a volverse más saludables, a transformarse en espacios donde las personas trabajan, trabajan mejor y con sonrisa y compromiso, enferman menos, se conocen mejor, se apoyan cuando hace falta, apuestan por el futuro de la empresa y de su tribu (la tribu formada por las personas que allí trabajan).

humanas-200xEl pasado diciembre los de Humanas organizamos el evento Healthy Humans (aquí puedes ver los vídeos de la jornada) tuve el honor de conocer y escuchar a algunos directores de RRHH de grande empresas nacionales. Ha sido emocionante escucharles hablar con claridad y serenidad de los errores del pasado, de los aprendizajes, de las dificultades de implantar cambios profundos, de los logros, de la importancia de involucrar a todos para que el cambio sea de todos, de la reflexiones, del compromiso que genera entusiasmo.

Por eso confío que en los próximos años siempre más organizaciones querrán interrogarse sobre su estado de salud y apoyar desde adentro aquellos buenos cambios que benefician a todos los seres humanos (y generan números más sanos).