El Coraje de Agradecer

 

MetodoEl puro acto de agradecer produce algo extraordinario en nuestras dinámicas del Ego: ablanda los sistemas de defensa, de tal forma que el Ego “se tranquiliza”, funciona en una modalidad más calma y pacífica.

Cuando el Ego no corre tanto, estamos más enfocados en el momento presente, no estamos saltando todo el tiempo entre recuerdos del pasado (donde albergan los recuerdos dolorosos) y expectativas del futuro (donde florecen los miedos).

Así que estando en el presente nos es más fácil vivir la auténtica y única vida real, que sucede a través de nosotros en el preciso momento en el cual la percibimos por lo que es.

 

 

 

¿Y que es?

Es algo que de vez en cuando podemos intuir, que no podemos saber.

Las cosas importantes se intuyen, no se saben.

 

El Amor Perfecto solo se puede intuir.

La idea de Universo Infinito solo se puede intuir.

 

Así que agradeciendo cada día varios momentos de nuestra vida vivida somos capaces de coleccionar pequeños y preciosos y únicos diamantes de auténtica felicidad y conciencia.

 

Agradecer en cualquier momento.wood_1

Cuando nos despertamos.

Cuando perdemos el bus.

Cuando nos rechazan.

Cuando vemos un niño sonreír.

Cuando sentimos nuestro corazón latir.

 

Gracias.